Las plantas de sol son aquellas cuyas antenas requieren de mayor cantidad de luz.
Las plantas tienen un sistema de pigmentos a través del cual captan la luz. Dichos pigmentos pueden variar según la especie. En las hojas de las plantas, el pigmento que predomina es la clorofila. Las plantas de sol son aquellas cuyas antenas requieren de mayor cantidad de luz.